martes, 14 de febrero de 2012

La visita del inspector


Autor:J.B. Priestley.
Editorial: Vicens Vives

El libro trata de que la familia Birling celebraba alegremente el compromiso de su hija Sheila, cuando, de repente, se presenta un inspector de policía en la casa interrumpiendo la fiesta y les dice que una muchacha se ha suicidado. El supuesto inspector habló con cada miembro de la familia, enseñando a cada uno una foto, pero no dejaba que nadie más la viera, y todos coincidían en haber rechazado, ignorado.. a una chica, que según el inspector era la misma que la de la foto.
El Señor Birling echó a la chica de su fábrica por ser la cabecilla de una protesta por un aumento salarial; Sheila hizo que despidieran a la chica de una tienda de ropa en la que trabajó después de la fábrica, porque hizo un comentario que a Sheila le sentó mal; Gerald, el prometido de Sheila, tuvo a la supuesta muchacha mantenida en una casa durante todo el verano, pero después la "largó"; Eric, el hijo de Birling, tuvo una relación amorosa y sexual con la chica y la dejó embarazada; y, por último, la Señora Birling rechazó a la chica cuando ésta, desesperada, acude a una asociación benéfica de la cual era la señora Birling presidenta, porque se había hecho pasar por la Señorita Birling. Una vez el inspector habló con todos, se marchó. Entonces, regresa a casa Gerald y les dice que el inspector Goole no es inspector. Para asegurarse, el Señor Birling llamó a la policía donde le informan de que no existía ninguno con ese nombre. Tras recibir esa información, todos se quedaron muy tranquilos, como si nada hubiera pasado, excepto Sheila y Eric que sí reconocían su culpa. Tras seguir con la fiesta, pasados unos minutos, llaman al teléfono informándoles de que una chica se había suicidado.

Rocío Sánchez Jiménez, 3º de Diversificación