martes, 13 de octubre de 2009

Los misterios de Madrid


Autor: Antonio Muñoz Molina
Editorial: Booket
Unas semanas antes de que llegara la Semana Santa al pueblo de Mágina, desaparece su imagen más preciada, el Santo Cristo de la Greña. Don Sebastián se da cuenta de este fatal suceso ocurrido y llama a un simple periodista para que vaya a resolver el problema.
Sin ninguna pista por donde empezar, solo un peluquín encontrado en el lugar del crimen supuestamente de un famoso bailarín local afincado en Madrid, el periodista llamado Lorencito Quesada, emprende una misteriosa y fatigosa aventura: ¿quién ha robado la imagen del Santo Cristo de la Greña?

DESCRIPCIÓN del protagonista:
Un hombre que trabajaba en el Sistema Métrico y escribe en un periódico llamado Singladura.
Amante de su pueblo y muy respetuoso y entregado al Santo Cristo de la Greña. De vida sencilla que vive con su madre en el pueblo de Mágina.
Religioso y anticuado para su época, reservado con las mujeres, aunque le resultasen muy tentadoras.A veces inocente, pero sobre todo no se rinde.

Laura González Varela

El papel de la religión en el libro:
El papel que representa la religión en Los misterios de Madrid de Antonio Munos Molina es más o menos importante, porque toda la historia se rige por lo que está bien o lo que está mal según los pensamientos creados a partir de la religión. El libro comienza con la pérdida de uno de los santos que participan en la procesión de la Semana Santa. Y el protagonista debe marcharse a Madrid en donde debe estar el santo y donde le suceden una serie de cosas pero no se da por vencido y lo quiere encontrar pase lo que pase, por este motivo, nos damos cuenta que le tiene mucha devoción a ese santo hasta para arriesgar su vida. Pero por otra parte, también se ve la religión en momentos cotidianos, como por ejemplo, no querer ni siquiera hablar del sexo o relaciones sexuales (aunque este tema aparece mucho) o juzgar a la gente por el físico y las apariencias. Pero aún así, la religión es muy importante en la vida del protagonista. Sin embargo, para otros personajes la religión no existe o no es importante en sus vidas, porque nada más que hacen pensar en sexo, robar objetos de gran importancia arqueológica e histórica, matar a gente inocente por meterse en medio de sus intereses o juzgar injustamente; es decir, son unos auténticos pecadores según la religión. Aunque algunos se arrepienten y piden perdón para obtener la paz espiritual. Pero al final del libro se cuenta que a veces los más religiosos son también pecadores.

En conclusión, la religión es para el protagonista como unas leyes que se deben obedecer y cumplir para tener una buena vida pero para otros ni siquiera existe en sus vidas y no tienen nada por lo que regir sus vidas por esa razón, van haciendo el mal como si no pasara nada.

Al fin y al cabo, toda persona que sea humana debe tener algún pecado porque ningún ser humano es capaz de resistir las tentaciones que ofrece la vida y sobre todo lo que es llamado como el “mal” (porque si se resistieran las tentaciones seríamos como Jesús en el desierto cuando el demonio intenta inducirlo hacia el mal y los pecados, pero él si pudo resistir porque era el hijo de Dios y poseía mucha fe). Por esta razón, el protagonista mantuvo relaciones sexuales con una muchacha , la madre de la muchacha le había sido infiel a su marido teniendo una hija con otro hombre, otros dos personajes que habían robado el santo se arrepintieron…, por eso todo el mundo comete errores pero algunos se dan cuenta de lo que han hecho y piden perdón, arrepintiéndose.


Ángela Jiménez Gordillo 1ºBACH A

4 comentarios:

Mª José Oviedo e Isabel Mª Hernández dijo...

TE FELICITO POR MANTENER VIVA ESTA INICIATIVA Y TE ANIMO A QUE SIGAS AHÍ, MIRANDO TAN GENEROSAMENTE HACÍA TODOS Y TODAS. ISABEL HERNÁNDEZ

Club de lectura Guadalquivir dijo...

Gracias a vosotras por los ánimos y por compartir las mismas metas: que el "metro cuadrado" que nos corresponde construir sea cada día más justo, más humano y más solidario.
Besos

El canibalibro dijo...

Querido amigo/a,

Somos Daniel Monedero y Óscar T. Pérez. Te escribimos para anunciarte la aparición esta semana de nuestro álbum ilustrado “La Gran Orquesta de los Animales”, editado por Thule Ediciones

Te invitamos también a visionar la animación promocional del libro en You tube:
http://www.youtube.com/watch?v=QvRVTXHYgxw

¡Esperamos que disfrutes con nuestra singular orquesta y con su Músicanimal!

Óscar T. Pérez y Daniel Monedero.
http://elcanibalibro.blogspot.com

Sonia Estepa dijo...

Pienso que el autor aprovecha para dar su opinión sobre Madrid. Describe los lugares, el ambiente, la gente, y da su punto de vista.

Cuando el protagonista llega a Madrid, después de su anterior visita hace ya mucho tiempo, se encuentra perdido, no reconoce la ciudad en la que había estado tiempo atrás.

Nos muestra una ciudad rica y pobre. Por un lado visita lugares lujosos, cuidados y seguros. Pero también, muestra su lado mas escondido, que es donde viven las personas que no tienen recursos para vivir en buenas condiciones. Ese lugar lo describe con chabolas, llena de basura… también hay otros lugares peligrosos y en los que se encuentran vagabundos.

Además, por la noche Madrid se transforma, es decir, es el momento en el que la gente sale de fiesta. Hay diferentes tipos de locales, música de todo tipo y personas que se desplazan de un lado a otro.

El autor refleja también el gasto de dinero.

En cuanto a los ciudadanos que viven allí, se encuentra con personas de diferentes razas, pobres, ricas, generosas, engañosas…

También dice que la gente no se fija mucho en los demás, por lo que no se fijaron mucho en él cuando iba sucio, lo que por un lado no le desagradó.

Lorencito era una persona confiada e inocente, por lo que muchas personas se aprovecharon de él, como Pepín.

El protagonista se encuentra en la ciudad con miedo, por lo desconocido (ya que no la recordaba tal y como se la encontró) y por los acontecimientos que sucedieron (ya que en varias ocasiones estuvo apunto de morir)