jueves, 15 de noviembre de 2007

Lo mejor que le puede pasar a un cruasán

Autor: Pablo Tusset
Editorial: Lengua de trapo ( también en Punto de lectura)

Reseña: Este curioso título no da paso a una historia sobre cruasanes, sino a la misteriosa trama en que se vió metido Pablo (Baloo) Miralles, un treintañero vividor, mujeriego y descuidado, perteneciente a una familia rica y refinada que contrasta enormemente con su modo de vida. Entre personajes muy peculiares, borracheras, locuras y alguna que otra escena subida de tono, Pablo tratará de encontrar a su hermano desaparecido y resolver el misterio que envuelve dicha desaparicón.

Es un libro me gusta no tanto por la historia que narra como por la forma en que es narrada. No utiliza un lenguaje enrevesado, a veces más bien demasiado de la calle, pero sí se extiende en las descripciones, de forma que es imposible no imaginarse con detalle cada personaje, cada escenario, cada sensación... Pero sobre todo, utiliza un humor sencillamente GENIAL.

Raquel García Fernández, estudiante de 3º de Psicología, antigua alumna del Institituo.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Tendré que leerlo, porque parece ser muy interesante.

(Aunque yo soy más de pestiños XD)

Anónimo dijo...

Yo también prefiero los pestiños, o los mostachones de Utrera o las perrunillas extremeñas o los mantecados de Estepa, porque son dulces más consistentes, con más sustancia. Pero, ¿aué le pasaría a un cruasan si se le untara un poquito de mantilla?
La respuesta la tienes las aventuras y desventuras del Baloo, un cruasan aburrido, al que un buen día le untan mantequilla y le dan otro sabor a su vida.
Es un libro ameno, a veces con situaciones casi absurdas, digno sucesor de la narrativa de Eduardo Mendoza.