jueves, 29 de noviembre de 2007

¡Que viene el hombre de negro!


Autor: Christine Nöstlinger
Editorial: SM, El barco de vapor.

Reseña: Érase una vez una mujer que tenía un hijo llamado Willi, muy travieso, siempre estaba haciendo cosas malas. La madre, cuando le reñía, siempre lo amenazaba diciéndole que iba a venir el nombre de negro y se lo iba a llevar.
Una vez estaba el niño en su cuarto con un despertador y lo estaba desmontando. Entonces llegó el hombre de negro. Era viejo, muy bajito y calvo. El hombre le dijo al niño que sin destornillador no haría nada y le dio uno. El hombre de negro siempre le ayudaba y cada vez que venía la madre se escondía debajo de la cama. Pero un día no le dio tiempo y dejó el trasero fuera. La madre le dio con la escoba. Entonces, el hombre se convirtió en un monstruo y se quería comer a la madre, pero el niño le ordenó que no se la comiera. La madre dijo que nunca volvería a hablar.

Pedro José Torres Aguilar, 1º de ESO.

2 comentarios:

Gonzalo Gómez Corona dijo...

Este libro me ha gustado mucho, es muy divertido.
Me ha llamado la atención que el hombre de negro no fuera como él imaginaba, que se hicieran amigos sin que su madre se enterara. También cuando se despertó y se encontró un montón de dibujos en la pared o cuando se comió la sopa en un "plis plas".

Sergio Tubio Cuevas dijo...

Trata de un niño que cada vez que se portaba mal le decía su madre que iba a venir el hombre de negro y, al final, nunca venía. Un día estaba desarmando un reloj y por el cuarto vio una sombra: era el hombre de negro que le dijo que tomara su destornillador si quería desmontarlo. Cuando estaba montando la última pieza entró la madre y le dijo que dejara el reloj, que iba a venir el hombre de negro. Nada más salir la madre del cuarto comenzaron a hacerse amigos y a jugar.
Un día que estaban jugando, entró la madre de repente y al hombre de negro no le dio tiempo de esconderse, la madre fue por la escoba y...