martes, 11 de diciembre de 2007

Cuidado con lo que deseas


Autor:Manuel L. Alonso
Editorial: Alfaguara
Ana, la protagonista de la historia, es una chica de 16 años insegura y normal, que como todos en esa edad quiere ser mejor y destacar.
Un día Ana fue al centro comercial y tuvo la tentación de robar un frasquito rojo que nunca había visto y le había llamado la atención. Sin pensárselo, se lo escondió bajo la ropa. Felicitándose se dirigía a la salida, cuando un joven de seguridad la agarró y se la llevó con él. La habían pillado, así que tuvo que pagar el frasco.
Era sábado y Anilla intentaba arreglarse para salir, ella siempre había sido el patito feo y se preocupaba mucho por si la ropa le quedaba bien o no. Le pedía consejo a su madre de cómo le sentaba la ropa porque ella tenía que estar guapa para Toni. Toni es el típico chico guapo del que todas están loquitas por él, y, claro, Ana que estaba enamorada de él necesitaba llamarle la atención.
Esa misma tarde su hermano Carlos fue a por ella para ir al taller de literatura, que era ahí donde estaba Toni, y se reunían los amigos a leer y opinar de libros.
Ana, antes de marcharse, subió a su cuarto y vio de nuevo ese perfume que le había salido tan caro y le dio por abrirlo, pero para su sorpresa no era un perfume, sino un frasco del que salió un genio.
Este genio le concedía tres deseos, pero Ana, todavía sorprendida, no estaba segura de lo que pedir y prefería esperar para pensar.
Esa tarde estuvo con su hermano en aquella reunión donde todos leían. Vio a Toni y casi ni hablaron, pero para ella eso era demasiado.
Cualquier tontería alimenta el corazón de una chica enamorada.
Al cabo de los días Ana pidió ser más inteligente,después de asistir a una cena que tuvo con la familia del novio de su madre en la que se sintió fatal.
Pasaron los días y no se sentía mejor por ser más inteligente ni más exigente. Además, su mejor amiga iba notando como cambiaba y estaba más rara.
Su siguiente deseo fue ser sexy y popular, cosa que hizo que su vida diese un giro porque todos los chicos la miraban. Llegó a declararse a Toni y él le dio su primer beso, porque afirmaba que sentía lo mismo por ella. Toni la acompañó a casa y no la volvió a llamar.
A los pocos días, esperando que Toni la llamase, recibió una llamada de un amigo de su hermano, llamado Juan que la invitó a salir y ella no tuvo más remedio que aceptar.En esa salida con Juan encontró a Toni besando a otra chica.Se le partió el corazón.
Pasaron los días y Ana fue a pedir el tercer deseo, pero mientras le contaba al genio lo que le había pasado, se le escapó que prefería ser un chico. Había formulado su deseo sin querer y se convirtió en su hermano y su hermano Carlos en ella.
A patir de ese momento, Ana se va dando cuenta de la que la verdadera felicidad es algo más que pedir unos deseos. ¿Pero qué hacer con el frasco? ¿Qué pasará con Toni? ¿O se irá con Juan, el único que la quería cuando Ana era Ana?

Sonia Cano, 4º ESO

10 comentarios:

María Dovao dijo...

El libro me ha parecido interesante, porque te quiere decir que hay que pensar antes de decir lo que realmente deseamos y que hay que ser tú misma, no querer cambiar.

Xío Márquez dijo...

De este libro hay una cosa que me ha gustado: que la chica protagonista se dio cuenta de que en el amor no sólo importa el físico, sino que la persona en sí vale mucho más; que con la belleza y la popularidad no se llega a nada.
Recomendaria este libro a alumn@s de 3º de ESO.

Cristina Beltrán dijo...

El libro al principio está entretenido. Te das cuenta de que los deseos que pide la protagonista son los que pediríamos cualquiera; y que para encontrar el amor no hay que ser ni atractiva ni brillante.

Antonio Madrigal dijo...

Era una niña que pasó por una tienda de perfumes y vio uno con forma de quinqué que le llamó la atención. Lo robó, pero la pillaron. Después de tener que pagarlo, ya en su casa, abrió el frasco para olerlo y apareció un genio que le ofrece tres deseos: el primero ser brillante (inteligente), pero al ser más lista a todo el mundo le chocaba y sus amigos le parecían niños chicos; el segundo, ser atractiva. El tercero lo pidió por equivocación, ser un chico: se convirtió en su hermano y su hermano en Ana.
Aquello no estaba funcionando, pero ¿cómo arreglarlo si para que todo volviera ser como antes alguien tenía que robar el frasco?

Macarena Pérez dijo...

Me ha gustado porque es una historia de niñas para mi dedad y ha sido muy intrigante y también es de niños jóvenes. por lo del genio, que no sabía lo que iba a pedir Ana, que era la protagonista del cuento, Toni el chico del que ella estaba enamorada, Juan estaba enamorada de ella, su madre Conchi ,Su padre y su amiga Lorena.

Anónimo dijo...

hola ta lindo el cuento

celia dijo...

me encanto la novela sobre todo al final cuando intercanbio su cuerpo con la de su hermano y supo q su verdadero amor era jose.

Beatriz dijo...

Lo lei hoy mismo y me gusto muchisimo ! no paré hasta terminar de leerlo , lo recomiendo
me gustaria una segunda parte para saber que le pasa a Lorena despues. =D

Sandy dijo...

me gusto el libro por que te enseña a aceptarte como eres.

yesica y myriam dijo...

ola somos alumnas del gerardo arias copaja y la historia nos encanto ya k tiene un gran mensaje es una historia komo para nosotras se las recomiendo a todos kieres tres deseos lee la obra y formula bien tus deseos
att; yesica y myriam =)