lunes, 24 de noviembre de 2008

El niño que vivía en las estrellas


Autor: Jordi Sierra i Fabra
Editorial: Alfaguara juvenil

Resumen: David Rojas es psicólogo y un día acudió un niño muy raro a su consulta. Juan no respondía con claridad a las preguntas y parecía que no conocía nada de su alrededor ; parecía que venía de otro planeta. Unos días más tarde,apareció el abuelo del niño que afirmaba que el padre de Juan era muy agresivo y parecía que estaba loco. Este caso le interesó mucho al psicólogo y decidió investigarlo. Preguntó a antiguos compañeros de trabajo y viejos amigos y consiguió saber dónde vivía: en una chabola al norte. David se dirigió hacia allí y entró en la chabola por la ventana. La chabola estaba llena de porquería y moscas. Entró en otra de las habitaciones, estaba oscura,y allí encontró el cuerpo sin vida del padre del muchacho. Junto a él había un casco de un juego bidimensional, que trataba del espacio. El psicólogo comprendió que el padre había dado el casco al niño para que no lo molestara. Cuando llegó a la consulta ,su ayudante le dijo que este se había reído gracias a que un enfermero se resbaló con un juguete y se cayó.

Este libro lo recomendaría porque es muy bonito y me encantó la parte donde el psicólogo investiga.

Cristina Gallardo García

6 comentarios:

JOSÉ ÁNGEL GIRÁLDEZ PRIETO dijo...

David Rojas es un psicólogo que tuvo un caso extraño con un paciente. Ese paciente era un niño de 7 años que fue encontrado a orillas de una autopista. Cuando lo llevaron a la consulta, el niño no quería hablar, tenía miedo. Cuando David vio a ese niño se quedó sorprendido de lo deteriorado que estaba y llamó a su compañera Nandra. Estaban los dos perplejos con lo que estaban viendo. El niño se creaba un mundo ficticio con su propia imaginación, decía que los krulls le atacaban señalando y mirando al techo.
Un día como otro cualquiera, un hombre llamado Faustino Vidal llegó a la consulta y preguntó por su nieto que se llamaba Juan. Cuando vio al niño se le saltaron las lágrimas y estaba seguro de que era él. Pero David, todavía no estaba tan seguro como Faustino. El abuelo le dijo que su padre se llamaba Víctor.David se acercó hasta la autopista y comenzó a buscar una torre eléctrica porque era allí donde le dijeron que vivía Víctor. Entró en la chabola y nada más entrar le dio un olor muy malo. Comenzó a buscar objetos que pudiesen explicar el estado del niño.Encontró un casco con gafas para jugar y lo cogió, y después vio a Víctor sobre la cama, muerto.
Cuando llegó a la consulta y le enseñó el casco al niño, se volvió loco. Juan solo quería el casco. Un enfermero entró en la sala de los niños y se tropezó, y todos los niños se rieron y Juan también . David le dijo sonriendo al abuelo:¿No es fantástico eso?.

Carmen guillén veloso. dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...

bn me en canto

Anónimo dijo...

me he leido el libro y el resumen que tenia que hacer para el colegio ha sido muy fácil copiando esto.

Luis Hermoso dijo...

Este libro me ha gustado mucho porque es de intriga y lo que màs me ha gustado de este libro es que el niño empezò ha hablar cada vez que le daban un caramelo. a este libro le doy de nota un 9 por que me ha gustado mucho.

Anónimo dijo...

=)=)=)=)=)=/;););):):):)%)$)=")