jueves, 2 de abril de 2009

¡Corre, Manuel, corre!


Autores: Inmaculada Obiol y Pedro Hernández

Editorial: Octaedro
Manuel y Javi son dos amigos que entrenan juntos en atletismo. Javi tenía problemas en su casa, nunca gastaba dinero, hasta que un día Javi empezó a gastar mucho dinero y todos su amigos se sorprendieron porque él nunca había tenido un duro.

Manuel y Verónica, una amiga, empezaron a sospechar de que tramaba algo raro. Javi le dijo que no pasaba nada y que pronto se lo contaría. Al poco tiemp,o ellos se fueron de excursión a Los Pirineos.

Manuel no dejó de entrenar, él iba corriendo y a su lado iba Javi con su moto nueva. Javi al llegar a la mitad del trayecto siempre se perdía unos minutos y recogía un sobre. Cuando volvieron del viaje a Manuel le dijeron que si entrenaba duro iría a competir a Túnez, así que empezó a entrenar duro.

Javi no aparecía por ningún lado, todos empezaron a preocuparse por él. Manuel fue a su casa y se encontró a su madre llorando. Empezó a buscarlo, sospechaba que estaba cerca de donde iban a entrenar. En un lugar un tanto escondido vio su moto en la puerta de una casa y se acercó a ella. Cuando llegó vio por una ventana a Javi amarrado de manos y pies a una silla. A Manuel empezaron a persiguirle, éste echó a correr y corrió durante horas, hasta llegar a una carretera que había a unos 13 km. Llegó reventado a la carretera y un coche que pasó lo subió. Manuel le decía que llamaran a la policía y lo lleveran al hospital, pues se encontraba muy mal. Al despertarse Manuel en el hospital, vio a su amigo Javi allí, todo habia pasado ya. Benito, el Panta, el hermano de Javi y éste habian montado una red de falsificaciones de tarjetas de crédito. Habían secuestrado a Javi porque dijo que lo iba a contar todo.

Al final, Manuel hizo una carrera dura y consiguió clasificarse para Túnez.

Juan Francisco Carballo, 4º Diversificación

No hay comentarios: