martes, 15 de enero de 2008

La emperatriz de los etéreos


Autora: Laura Gallego García
Editorial: Alfaguara
Bipa no cree en los cuentos de hadas y mucho menos que más allá del hielo se encuentre el palacio de la emperatriz de los etéreos. Por el contrario, Aer sí cree en este cuento y de mayor decide ir en busca de el palacio. Bipa, contra su voluntad, va detrás de Aer para que vuelva a casa enfrentándose a una serie de riesgos y criaturas fantásticas que ella no esperaba y, al final, dándose cuenta de que sus sentimientos hacia Aer no eran como ella pensaba, si no mucho más fuertes.

Beatriz Mateos Ramos, 1º Bachillerato
------------------------------------------------------------------------------------------------
La emperatriz de los etéreos

Bipa es una chica obediente y madura, que no cree en las cosas que le dice Aer, su amigo, un chico alocado y fantástico. El sueño de Aer es llegar al Reino de los Etéreos, tal y como hizo su padre, pero él no volvió. Tras desaparecer unos días Aer, el pueblo estaba muy preopupado, pero volvió sólo para entregarle a Bipa una flor de cristal. Pasado unos días Aer tomó rumbo otra vez hacia la emperatriz. Bipa tras pensarlo unos días, decidió emprender en su búsqueda. Se lo contó a la chamana del pueblo, Maga, ella le entregó a Bipa su ópalo, con el que curaba a todas las personas del pueblo. Bipa a lo largo de su viaje conoció a Gélida, ella quería que Bipa le entregara el ópalo de Maga, pero ella se negó, y huyó del palacio. Luego se encontró con Lux, un señor desagradable y poco acogedor. Avanzando, se encontró con otro hombre de semejante parecido a Lux, pero resultó ser su hermano gemelo, Lumen, aunque tenían parecido exterior, eran totalmente diferentes interiormente. Él la acogió en su casa y le dio comida. Lumen tenía una gólem de cristal, pero de color verde, ella estaba reconstruyendo el gólem de Bipa, Nevado. Tras un largo viaje conociendo a personas incluso invisibles, encontró a Aer, él estaba muy cambiado, logró volver con Aer y darse cuenta de que estaba enamorada de él.

Lidia Espinar Rueda, 2º ESO

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Este libro es uno de los mejores que he leido. A mi personalmente me ha encantado. Es un libro que te engancha y estas deseando terminarlo para saber que es lo que pasa a continuación. Desde luego es un libro que merece la pena leer. Desde aquí animo a todos para que lean este libro, de verdad es muy bueno.

Miriam Cañones dijo...

Hace mucho tiempo, las personas habitaban en las cuevas. Hacía mucho frío y estaba todo helado. Bipa es una niña que se crió allí. Y Aer también. En su infancia tuvieron una grave discusión. Bipa era demasiado dada a no creer en las historias de fantasía. Y Aer era todo lo contrario. Un buen día, cuando se hicieron más adultos, empezaron a dirigirse la palabra de nuevo. Él le decía a ella que algún día iba a abandonar las cuevas en busca de la Estrella de la Emperatriz. Ella sabía lo que iba a pasar, pero le daba igual, porque no le caía demasiado bien y sabía que estaba algo chiflado. Aun así, un buen día Aer abandonó las cuevas. Su madre y todo los habitantes fueron en su busca. No lo encontraron. Y vivieron cierto tiempo con la esperanza de que siguiese vivo...en algún lugar. Unos pocos días más tarde de su desaparición, Aer volvió. Pero lo hizo con un objetivo: darle a Bipa una preciosa flor de cristal que le había robado a Gélida. A los pocos días volvió a desaparecer pero esta vez para siempre. La gente ya no sabía qué hacer, si ir a buscarlo o quedarse en su casa. Bipa decidió emprender su búsqueda. Cogió los alimentos, ropa y utensilios necesarios y empezó su largo viaje. Esta historia trata de cómo Bipa va en busca de Aer, las aventuras que suceden, los lugares que recorre, los personajes con quienes se encuentra. Como todos sabéis,esa búsqueda tiene un final. ¿Queréis saber cuál es?

Opinión personal (¿Lo recomendarías? ¿Por qué?): Sí, porque es una historia que me ha gustado muchísimo y trata de los grandes parámetros del amor y de la amistad, de las grandes cosas que puede llegar a hacer una persona por alguien, aunque le cueste la vida, aunque se caiga, aunque se deje la piel en ello, aunque no se lo reconozca nadie.

Lidia Espinar RUeda dijo...

Este libro, la emperatriz de los etéreos, me ha parecido muy interesante y bastante bonito, porque a pesar de que Bipa y Aer no se llevaran muy bien, ella se acaba dando cuenta que sus sentimientos hacia él son distintos de lo que ella creía. Aquí se aprecia que merece la pena jugárselo todo por esa persona a la que aprecias.